Saltar al contenido

Bizcocho de mandarina y almendras

Bizcocho de mandarina y almendras

Amigos, el día de hoy seguimos con la preparación de riquísimos bizcochos afrutados. En esta ocasión te traigo directamente a tu mesa un bizcocho de mandarina y almendras qué es todo un agasajo. La mandarina es una de mis frutas favoritas y anexarla a este tipo de postres tan deliciosos, es un verdadero deleite. Los ingredientes que utilizaremos son pocos, así que no tendrás que invertir mucho tiempo ni presupuesto.

Estamos seguros que no podrás dejar de comerlo.

¡Vamos a los ingredientes!

Equipo

Una molde de 20 centímetros aproximadamente.

Ingredientes

  • ½ kg de mandarinas para hacer 11 1/2 onzas de puré, aproximadamente 5-6
  • 3 huevos
  • 1 taza de azúcar
  • 3 tazas de harina de almendras
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 2 cucharadas de Amaretto, (completamente opcional)
  • Azúcar de confitería para espolvorear

Preparación

    1. Precalienta el horno a 180 grados centígrados.
    2. Lava tus mandarinas y ponlas en una cacerola cubierta con agua fría. (Flotarán, pero no te preocupes por eso) Déjalas hervir durante 15 minutos. El hervor elimina el amargor de la piel de los cítricos.
    3. Escurre y deja que las mandarinas se enfríen un poco. Córtalas en dos, y luego otra vez por la mitad. Quita las semillas y deséchalas, pero hazlo en un plato para no perder el jugo o la pulpa.
    4. Coloca todo en un procesador de alimentos y procesa hasta que esté completamente liso. Puede que tengas que parar y raspar los lados unas cuantas veces. Recomiendo encarecidamente pesar el puré y sólo usar las 11 1/2 onzas. Demasiado puré desviará el equilibrio de los ingredientes de este bizcocho.
    5. Deja a un lado, o refrigera hasta el día siguiente.
    6. Después necesitarás batir los huevos y el azúcar hasta que estén livianos y cremosos. Añade la harina de almendras, la pulpa de mandarina, el polvo de hornear y el Amaretto (si lo utilizas). Mezcla hasta que estén bien combinados.
    7. Viértelo en el molde previamente untado con mantequilla.
    8. Hornea durante 50-60 minutos, hasta que esté ligeramente dorado y un palillo insertado en el centro salga limpio. Si el bizcocho se dora demasiado rápido, cúbrelo con una hoja de papel de aluminio.
    9. Enfría en una rejilla durante 10 minutos, luego retira del molde para terminar de enfriar.

Espolvorea con azúcar confitera. Decora con un poco de cáscara de cítricos si así lo deseas.

0/5 (0 Reviews)